Destruyendo la carrera en el fútbol

Dr. Ab. Paulo César Morocho E.

A diario vemos decenas de futbolistas que desean conquistar puestos importantes dentro de equipos o sociedades, equipos de fútbol que desean crecer y medios que quieren ganar un mayor protagonismo, esta visión nos hace pensar de que todos están enfocados en llegar, pero muy pocos se preocupan por mantenerse, que para nuestro criterio como FÚTBOL MAN es lo más importante.

Como llegar a un lugar es fruto de trabajo y eso es motivo de otra publicación, pero como mantenerse requiere de más trabajo y ser un verdadero estratega en esta industria, y sobre esto último nos vamos a concentrar en este artículo.

Vamos iniciar diciendo que:

La reputación es una opinión o idea que la GENTE tiene sobre un futbolista o equipo de fútbol

Veamos entonces algunas de las cosas que la reputación destruye en el fútbol

1. Todo lo haces de la forma equivocada.

Ahí tu imagen no importa, porque si sales serio demuestras arrogancia y si sales sonriente demuestras falta de seriedad. Si visitas a tu familia significa que no te interesa el club y si no las visita significa que no eres responsable.

2. Minimiza el impacto de la reputación.

A veces pensamos que nuestro trabajo habla por nosotros, pero eso es falso, en la actualidad lo que dicen de nosotros es el trabajo que hacemos. De forma que podemos minimizar lo que hablan de nosotros, pero lo que hacemos es tratar de tapar el sol con nuestra mano, lo único que haces es no mirarlo un momento pero existe todo el tiempo.

3. Eres un inútil y te vuelves en un problema para todos.

Empiezan a poner primero tu reputación sobre tu misión en el equipo y que solo estas haciendo las cosas por el dinero, eso crea una imagen de egoísta y que generas un pésimo ambiente para todos, y si es que algo sale mal en el equipo, al primero que miraran es al futbolista con la peor reputación.

4. Eres un mal ejemplo.

Lo que es malo, muy a menudo es entendido como contagioso, de ahí que es muy sabido que al futbolista no solo se atribuye sus errores sino la de las personas que están cerca de el, por considerarlo como la manzana podrida que está contaminando al resto de personas con su mala influencia.

5. Poca calidad y escaza referencias.

Perder tu reputación o dañarla no solo que perjudica la opinión de la gente común sino de personas conocedoras del fútbol en donde son pocos los que se juegan su propia reputación refiriendo al futbolista, es muy sabido que esa falta de referencias habla de la poca calidad del profesional al resistir los ataques a su reputación.

6.Incoherencia.

La mala reputación NO se borra con acciones aisladas, esto se ve como incoherencias que se interpreta como intentos desesperados de un perdedor para cubrir sus errores. De ahí la importancia de tener un plan, por favor no improvise que las cosas pueden ir peor.

Abrir Whatsapp
1
👋 FÚTBOL MAN le saluda.
Somos tu ayuda en la industria del fútbol.